Translate

Páginas vistas en total

miércoles, 25 de abril de 2012

FRAGMENTO DE LA OBRA DE TEATRO" BAJO UN MANTO DE ESTRELLA"

AMIGOS: Tuve la suerte de interpretar en el año 2000 en teatro la obra de MANUEL PUIG, Autor entre otras de El beso de la Mujer araña y Boquitas pintadas, BAJO UN MANTO DE ESTRELLAS. La representamos con el grupo de Teatro que integraba cuyo profesor era Mario De Luca entre otros espacios en el Auditorio de la Universidad CAECE. Es una obra difícil de hacer teatralmente...Se había hecho una sola vez en Brasil...Dura 1hora y 45 minutos. Yo interpretaba 3 personajes...Hay un fragmento donde la hija le cuenta a la madre lo que sintió aquella noche en el baile cuando conoció a un hombre con el que hizo el amor que vale la pena publicar. Espero les guste.

..........................................................................
Hija: Aquella noche llegó al baile con otra. Era la primera vez que lo veía. Me parecía que ya antes lo había encontrado y perdido...

Madre: Tienes la cabeza occiosa...


Hija: Los demás hombres me parecieron de pronto intolerables. Me refugié en la Biblioteca de áquel lugar, a oscuras.. Mi angustia pareció calmarse al oír una repiración. Y luego la voz de él...

Madre: Justamente de él...

Hija: Me preguntó algo...Me pidió que le dijese como era él mismo...Pero sin verlo, a oscuras. ¿Por qué? Le contesté.

Madre: (Irónica) ¿El mismo no se conocía?

Hija: Me repondió que estaba perdido, que yo debía indicarle lo que tenía que hacer. En la oscuridad cerré los ojos y ví un lago del que siempre había querido ¿Beber? ¿O flotar en él? O quien sabe era una piedra preciosa la que veía...Una enorme agua marina dentro de la cual yo nadaba. Entonce él, que estaba perdido, cambió de voz y me pidió que lo siguiera, porque había otro lugar mejor todavía y no me lo podía imaginar. Me dijo que me estaba olvidando de los paisajes que había dentro de mí....montañas oscuras de odios, selvas de dolor donde se infiltran rayos de luz, como dudas...Y otra vez el lago, pero ahora está dentro de mí...Y tiene que ser otro quien se sumerja dentro de mí para apreciar la frescura del agua.
.............................................................................................